fbpx

A ninguno se nos escapa que que el comercio electrónico ha venido para quedarse en la mayoría de los hogares y empresas españolas. El crecimiento aumenta de forma exponencial, mes a mes y año a año. Es complicado localizar datos exactos sobre que cantidad de usuarios y millones en compras en el comercio electrónico, tanto a nivel España, como del exterior y aunque existieran hoy, mañana serán otras, por lo que no me atrevo a deciros con exactitud la cifra. Lo que es evidente es que somos deficitarios en varios miles de millones entre lo que compramos en España y lo que compramos fuera de ella.

Cuáles son los principales derechos del consumidor
La mayoría de usuarios, cuando accedemos a un portal de comercio electrónico, queremos con las máximas garantías de que vamos a recibir el producto o servicio adquirido y que el proceso de contratación cuenta con las garantías y protecciones que la normativa establece en materia de contratación electrónica.

Para poder verificar que efectivamente el sitio web en el que estamos realizando nuestra compra es completamente seguro, cumple con la normativa y nos brinda plenas garantías en el proceso, es necesario que verifiquemos que la plataforma pone a nuestra disposición los correspondientes textos legales (normalmente una condiciones de uso o aviso legal, la política de privacidad y condiciones de contratación) en las que se dé cumplimiento a los siguientes aspectos:

  • Información previa a la contratación: antes de iniciar el proceso de contratación, debemos verificar que la información sobre el producto o servicio comercializado contiene todas las características principales del mismo: el precio, el plazo de entrega, así como los impuestos aplicables y los gastos de envió o gestión asociados y, en su caso, los posibles descuentos o promociones que pudieran ser aplicables, de tal forma que tengamos todos los datos esenciales para poder determinar si deseamos o no adquirir el producto o servicio en cuestión. Éste es, probablemente, uno de los aspectos más importantes en el proceso de concentración de la fase inicial, en la que como usuarios estamos valorando si contratamos o no.
    Adicionalmente a esta información, la normativa reguladora de los derechos de los consumidores y usuarios establece otra serie de elementos de los que es obligatorio de informar y que como usuarios probablemente sean de interés en determinadas circunstancias. Éstos son los datos de identificación del vendedor, la forma de contactar con éste, la duración de la garantía, el plazo para poder desistir del contrato y cómo ejercer este derecho, así como también, en el caso de conflicto, cuál es la legislación aplicable y los tribunales componentes.Toda esta información es habitualmente incluida en un enlace de la página web, denominado Condiciones de contratación y situado en la parte inferior de la página web, debiendo ser aceptadas expresamente en caso de contratación tal y como se indica a continuación.
  • Contratación electrónica: una vez hemos sido debidamente informados, el empresario debe garantizar que el proceso de contratación requiere el consentimiento expreso e inequívoco del usuario, no siendo posible la contratación sin éste.Para ello, debe requerirse que manifestemos, expresamente mediante el mercado de una casilla o la confirmación a través de medios alternativos, que efectivamente estamos de acuerdo con las condiciones de contratación y deseamos contratar el producto o servicio.
  • Información tras la contratación: tras la finalización del proceso de contratación, el vendedor siempre deberá remitirnos, en el plazo máximo de 24 horas desde el momento en que se realizó la compra, una confirmación en un soporte duradero, entendiéndose por éste un documento que permita almacenar la información dirigida personalmente al consumidor. De este modo será posible recuperarla fácilmente durante un periodo de tiempo más o menos extenso garantizando que la información contenida es integra y no se ha modificado con el paso del tiempo.

Es de una especial importancia la existencia del derecho de desistimiento para la protección de los derechos de los consumidores y usuarios que llevan a cabo contrataciones a través de internet. Esto permite el usuario poder anular el contrato (sin necesidad de justificación alguna) durante un plazo de 14 días desde el momento en que se recibió el producto, lo que introduce en el proceso la contratación a distancia una garantía que, sin duda alguna, supone un elemento adicional de confianza.


Principales obligaciones en materia de privacidad

La mayoría de procesos de contratación electrónica requieren la previa identificación del usuario para poder tramitar adecuadamente el pedido y poder enviar los productos adquiridos. Por ello, como usuarios es necesario para poder tramitar adecuadamente el pedido y poder enviar los productos adquiridos. Por ello, es necesario como usuarios es necesario tener en consideración que cualquier sitio web en el que nos soliciten nuestros datos personales (nombre, teléfono, correo electrónico, etc.) debe previamente informarnos de los siguientes aspectos:

    • La identificación del titular del fichero con datos personales.
    • Para qué van a ser tratados dichos datos.
    • Quiénes lo van a recibir.
    • La obligatoriedad, o no de facilitar determinado tipo de datos y en caso de ser obligatorios, los efectos si no se aportan.
    • La posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. 

Una vez informado el usuario, éste deberá consentir expresamente que el titular del sitio web trate sus datos y los almacene en sus bases de datos, entre otros, para poder cumplir con su parte del contrato: enviar y facturar los productos o servicios contratados.

Normalmente este tipo de información se suele promocionar a través de un enlace denominada Política de privacidad que suele situarse en la parte inferior del sitio web.

Ahora puedes visitar algunas de los últimos comercios electrónicos que hemos realizado para nuestros clientes:
Unigasket-Spain, Outlet el Punt y Trofeos del Vallés

Aquí puedes leer las dos partes de internet de las cosas,
conducir desde el asiento de atrásla parte I y la parte II 

También puede ser de interés:

Por Melchor Sáez de LaAnet

Les esperamos en LinkedlnFacebookTwitter, Youtube

Opina sobre nuestra Empresa en nuestra ficha de Google en este enlace