Hablar de ciberseguridad a dia de hoy ya no extraña a nadie, si bien todos los usuarios son conscientes de en qué grado pueden verse afectados sus derechos y lo que la ciberseguridad verdaderamente implica, tanto para el tráfico económico como para los derechos de los ciudadanos como usuarios de la red.

Qué entendemos por seguridad en la red o ciberseguridad
A pesar de que no nos resulta extraño hablar del término ciberseguridad, no se trata de un concepto que se encuentre definido de forma clara e inequívoca. En múltiples ámbitos, la ciberseguridad se centra en la seguridad basada en la tecnología. Es decir, se trata de la actividad encargada de evitar y gestionar riesgos derivados del uso de los dispositivos y plataformas electrónicas por ciudadanos, empresas o Administraciones Públicas. Seguridad informática, tecnología. Lógica o TIC, son términos tradicionales con los que a dia de hoy nos referimos a la ciberseguridad.

No obstante, los riesgos que pueden derivarse del uso de la Red hacen que el concepto ciberseguridad debe definirse de forma mucho más amplia, ya que no sólo afecta a los propios dispositivos, sino que pueden verse afectados derechos fundamentales de los ciudadanos.Esto supone riesgos legales (estafas y fraudes electrónicos) reputacionales (daños al honor y la imagen). daños económicos, etc. Además, hemos de añadir y tener especialmente en cuenta el efecto amplificador y multiplicador que supone la Red, lo que hace que los riesgos y daños derivados tiendan también a multiplicarse.

Precisamente, la capacidad y el efecto de amplificar los riesgos que supone el uso de las tecnologías y redes actuales, hacen que el término de ciberseguridad deba ser abordado desde una visión mucho más amplia. Ésta debe incluir, entre sus características, las siguientes:

    1. Riesgos y amenazas multidisciplinares, tecnológicas, de  seguridad, legales, reputacionales, etc.
    2. Prevención, establecimiento de medidas que prevengan y reduzcan el impacto de los riesgos y amenazas que puedan ocurrir.
    3. Gestión reactiva de los riesgos y amenazas, debiendo aprenderse de los incidentes ocurridos para poder llevar a cabo la mejora continuada y la adopción de medidas preventivas ante otros posibles riesgos o amenazas.

Podemos concluir, por tanto, que la ciberseguridad es un concepto complejo, que tiene por objetivo la prevención y gestión de riesgos y amenazas, y que requiere, en consecuencia, soluciones multidisciplinares (técnica, legales, etc.).

 

Leer más:

Por Melchor Sáez de LaAnet

Les esperamos en LinkedlnFacebookTwitter, Youtube

Opina sobre nuestra Empresa en nuestra ficha de Google en este enlace