fbpx

Si los algoritmos o el software son el equivalente al cerebro de un sistema de inteligencia artificial, el equivalente del cuerpo sería la robótica.

La robótica también está en un momento de renacer. Hay quien creía que estaría relegada a su uso en fábricas y lineas de producción, pero no está siendo así.

Gracias al hardware abierto y al movimiento Maker se está acelerando su desarrollo de una forma excepcional.

Los drones quizás sean lo más popular en estos momentos, ya los hay que son capaces de seguirnos gracias a algoritmos de inteligencia artificial.

Incluso hay quien aboga por la creación de una especie de red de materia, en vez de información, acuñada como Matternet, pensada inicialmente para transportar medicinas en entornos de difícil acceso por carretera como algunas de las zonas de África.

Además de los drones, se están produciendo avances en el terreno más humano, llamado biomimética, donde se trata de construir robots con características y capacidades similares a los organismos biológicos.

Uno de los retos más complicados de conseguir siempre ha sido el realizar un robot que pueda andar como un ser humano.

Pero hoy en dia empiezan a aparecer exoesqueletos que permiten que personas postradas en sillas de ruedas (un 1% de la población mundial)  puedan caminar erguidas.

Otro aspecto importante de cara a aumentar la destreza de los robots es el de añadir capacidad de interactuar con otros objetos a su alrededor, algo que puede parecer sencillo, pero que no lo es tanto.

De hecho, aún no ha sido replicar o mejorar el funcionamiento del brazo y la mano humanas, aunque si se han producido grandes avances en los últimos años.

Amazon ha sido uno de los primeros en comprender las diferentes dimensiones que nos puede brindar el Big Data, ya que disponen de una cantidad ingente de datos recopilados a través de su web, como hábitos de navegación, intereses de compra o incluso patrones de comportamiento.

Con respecto a la analítica se utiliza de forma constante para recomendar al usuario la mejor compra posible, o para optimizar las búsquedas y que sean mucho más relevantes.

Pero quizás es el campo de la inteligencia artificial donde menos se conoce su labor, y donde más sorprendentes son sus logros.

Uno de los casos más interesantes es el que han implantado en muchos de sus almacenes, donde para optimizar tránsitos y reducir tiempos de embalaje, han creado una especie de pequeño vehículo robótico con la misión de elevar las estanterías con los productos y acercarlas a la persona que está preparando los paquetes.

Aunque esto se quedase aquí, ya podría ser un buen caso de empleo de robots, pero va más allá. Los robots están continuamente optimizando la composición de estanterías del almacén para acercarla a quien prepara los paquete, según las estimaciones que tengan de cada producto, bien por temas estacionales, bien porque conocen la probabilidad de que cada persona repita la compra.

Desde hace unos años, Amazon esta lanzando una campaña para universidades y centros de investigación creen un robot que también sea capaz de coger los productos de la estantería e introducirlos en un paquete. Es el llamado Amazon Picking Challange.
Por Melchor Sáez  de LaAnet

 

Artículos que pueden ser de tu interés:

 

Suscríbete a nuestro Blog clicando aquí

Te esperamos en LinkedlnFacebookTwitter, Youtube y Instagram

Opina sobre nuestra Empresa en nuestra ficha de Google en este enlace