fbpx

Primer cambio: Capitalismo
La acción de arriesgar para conseguir lo que uno quiere siempre ha formado parte de la naturaleza humana. Los emprendedores -entre otras figuras que iremos detallando- son justamente eso, personas que arriesgamos lo que tenemos para conseguir un objetivo a largo plazo.

Si bien es cierto que los emprendedores nunca lo hemos tenido fácil, en otros tiempos era mucho peor. Antes del siglo XVII, los que no pertenecían a las clases acomodadas tenían muy pocas posibilidades de prosperar. Sin embargo, es a partir de ese momento cuando podemos encontrar las primeras personas que realmente se fabricaron su propio porvenir no heredado, gracias al apoyo institucional de países como EEUU y de regiones como Europa, pero sobre todo, gracias a la consolidación del capitalismo como modelo económico y social.

Algunos ejemplos de personas hechas a si mismas, ya en el siglo XX, son Rockefeller, hijo de comerciantes, o Henry Ford, nacido en una pequeña familia de granjeros.

Segundo gran cambio: Tecnología Digital
La segunda gran transformación que nos ha conducido hacia el ecosistema emprendedor actual es, sin duda, la computación digital o tecnología digital.

Ha sido el hijo de un abogado de clase media, Bill Gates, el creador de uno de los mayores imperios de la historia: Microsoft. Si antes las tecnologías tardaban en consolidarse cientos de años, como la máquina de vapor o la electricidad, la aparición de la tecnología digital ha revolucionado completamente la historia de la humanidad por su valor, pero sobre todo, por su velocidad de implantación, Bill Gates logró convertirse en el hombre más rico del mundo en tan sólo 20 años.

Sólo un hombre puede hacerle sombra y fue otro emprendedor tecnológico: Steve Jobs, el fundador de Apple. Jobs también cumple la primera afirmación anterior: tras nacer fue adoptado por una familia de clase media y en 1982 consiguió convertirse en el hombre más rico del mundo por delante de Bill Gates.

Tercer gran cambio: Internet
Los emprendedores aparecen si existen oportunidades y si hay un verdadero caldo de cultivo para que florezcan: a este caldo los podemos llamar Internet.

En 1974 se utiliza por primera vez la palabra internet para hacer referencia a la conexión en remoto entre dos ordenadores. Tras una serie de evoluciones, Tim Berners Lee crea en 1991 la primera página web en la que se explica lo que era la World Wide Web.

A partir de este momento empiezan a desarrollarse grandes empresas como Yahoo! o Lycos lideradas por jóvenes emprendedores. Era tal el estado de euforia mundial que las empresas que operaban en internet salían rápidamente a Bolsa consiguiendo unas valoraciones muy por encima del valor real, lo que daría lugar a la burbuja de las puntocom.

Sin embargo, muchos emprendedores empezaron a entender el negocio real de internet. La aparición de Google fue determinante. Larry Page y Sergey Brin, sus fundadores, eran dos estudiantes de doctorado de ciencias de la computación en la Universidad de Stanford que desarrollaron un motor de búsqueda que mejoraba el proceso de buscar información en un internet cada vez más grande y caótico.

Superada la burbuja, y entendido el negocio digital como la creación de valor hacia los usuarios, aparecieron otras grandes compañías -hoy lideres- como Linkedln, Facebook, Skype y WordPress.

En la actualidad, entre los jóvenes más ricos del mundo tenemos a Evan Spiegel y Bobby Murphy, fundadores de Snapchat, la red social que elimina automáticamente los mensajes sin dejar rastro del contenido.

Otro gran cambio que provocó la llegada de internet fue la aparición del comercio electrónico, una nueva forma de comprar online mucho más cómoda que permitió el acceso a productos sin importar su lugar de procedencia. También  originó la creación de grandes compañías de internet como Amazon, fundada por Jeff Bezos en 1994, que hoy en día es una de las empresas más importantes del mundo. Y es de las más innovadoras, con propuestas tan futuristas como el reparto de paquetes mediante el uso de drones.

Amazon, al igual que Google o Apple, tienen un común humilde lugar de nacimiento que ya se ha convertido en algo casi icónico para el sector de las nuevas tecnologías, el garaje.

Y sin tiempo para descanso, a partir del año 2000 empieza a llegar una nueva oleada de emprendedores digitales con una visión más amplia de lo que debía ser internet. Estos pioneros no entendían la unidirecionalidad de la Red,  y empezaron a crear la tecnología necesaria para generar una conversión, es decir, la comunicación en ambos sentidos. Estamos hablando de la llamada internet 2.0.

Como mayor representante de esta nueva tendencia, destaca Marck Zuckerber, el fundador de Facebook y uno de los jóvenes más ricos del mundo. En 2004 creó una red social para la Universidad de Harvard que, en la actualidad, ha llegado a ser la plataforma social de comunicación de mayor poder en internet. Facebook salió a bolsa el 18 de mayo 2012 protagonizando el mejor estreno de una empresa online en Wall Street.

Notable es también el caso de Twitter, nacida en 2006 como una red social de microblogging creada por Jack Dorsey, que en sus inicios sólo pretendía emular el sistema de comunicación mediante SMS, pero para un grupo de personas en lugar de una sola.

Llegados a este punto, y aunque pueda parecer lo contrario, no todo está inventado. La tecnología irá evolucionando sin descanso, y las oportunidades de negocio seguirán ahí.
En la actualidad, internet sólo está naciendo. 

El de la foto de portada también acompañado soy Yo, en mis inicios como Emprendedor en Internet hace justo ahora 20 años (1998). Impartiendo cursos de formación del programa propio y auto_gestionable para las webs de Empresas. LaAnet esta muy agradecido a todos los que desde esos inicios continua formando parte esta gran familia.

También puede interesarte:

Evolución de los buscadores / Historia de la analítica digital

Por Melchor Sáez de LaAnet

Les esperamos en LinkedlnFacebookTwitter y Youtube