fbpx

En un sitio web podemos conocer el número de visitas, su procedencia, que contenidos abren, cuánto tiempo pasan viéndolos, en que botones hacen clic, cuantos abandonan un carro de compra sin pasar por caja, e incluso saber qué otros sitiios visitaron antes del nuestro. La cantidad de datos que se pueden extraer de un sólo sitio web es abrumadora, pero ¿merece la pena medirlos?. La respuesta podría ser «por supuesto» pero nos quedariamos cortos. En el mercado actual, sino mides estás muerto.

«Lo que se puede medir, se puede gestionar», frase que utilizo a diario con mis clientes y colaboradores.

Un ejemplo es el frabricante de ordenadores Dell (quíen en su larga vida profesional no ha tenido uno de ellos). Dell hace años revolucionó el mercado con la posibilidad de configurar todos los detalles del dispositivo a través de su web. Sin embargo, no todo el mundo desea pasar por el proceso de configuración. Recientemente, Dell comenzó a estudiar cómo determinados grupos de clientes pedían configuraciones similares de ordenadores. Analizando estos grupos, tomó la decisión de ofrecer una serie de configuraciones fijas que daban respuesta a esa demanda de usuarios y empresas que no querían pensar. En cinco años, su segmento de configuraciones fijas creció de 0 a 12.000 millones de euros. Un nuevo segmento de mercado abierto gracias al análisis de datos.

Hace no tanto tiempo, el grueso de las decisiones en las empresas estaba determinado por la experiencia personal. Con suerte, estas personas eran además buenos estrategas, e intentaban reunir toda la información posible sobre su negocio, la competencia y las tendencias antes de tomar la decisión. Aún así, había un margen ampliio para «palpitos»,»impresiones» y «sensaciones».

La llegada de internet y la analítica digital han hecho posible la gestión de las decisiones basadas en datos (DDDM, Data-Driven Decision Management). El margen de error siempre existe, pero los datos permiten reducirlo. Un estudio MIT (Massachusetts Institute of Technology) ha comprobado que las organizaciones que toman decisiones basadas en datos tienen una productividad superior en un 4% y beneficios un 6% más altos.

La democratización de la analitíca digital y las herramientas Business Inteligence también suponen que el analisís de datos está ahora al alcance de los ejecutivos que no disponen de experiencia técnica. Además, ofrecen la capacidad de analizar a la competencia como nunca antes había sido posible.

Cuando las otras empresas toman decisiones basadas en datos e incrementan beneficios gracías al análisis, quedarse atrás no es una opción. En el mundo actual, todos los negocios estan relacionados con la tecnología, y los conocimientos sobre el análisis de datos son una competencia tan crucial como las finanzas o el marketing.

Del mismo modo todas las personas en una organización deben entender los datos, y tener fácil acceso a ellos para sacarles partido día a día, cada vez es más necesario disponer de analistas profesionales (LaAnet) con habilidades avanzadas que dirijan el proceso de recolección y análisis, y que participen en los órganos de toma de decisiones.

Articulos relacionados:
Historia de la analítica digital (I)Historia de la analítica digital (II)Historia de la analítica digital (III) La avalancha de las redes socialesLos tres grandes cambio que hemos atravesado en el emprendimineto digital. –  Evolución de los buscadores (I) –  Evolución de los buscadores (II)

Por Melchor Sáez de LaAnet

Les esperamos en LinkedlnFacebookTwitter, Youtube

Opina sobre nuestra Empresa en nuestra ficha de Google en este enlace