El gigante de internet ya no obliga a los nuevos usuarios de Gmail a hacerse una cuenta en la red social. Desde la salida del responsable del producto, Vic Gundotra, la compañía ha moderado sus esfuerzos para captar audiencia para la plataforma.

Google está suavizando la promoción forzosa de su red social Google +. Desde la salida del responsable del producto, Vic Gundotra, el pasado mes de abril, la compañía estadounidense con sede en Mountain View ha llevado a cabo algunos pasos para desactivar el requisito de ser usuario de Google+ para acceder a algunos de sus servicios.

Ahora, por ejemplo, las personas que se registren en Gmail pueden negarse a abrir una cuenta en la red social.

“Hemos actualizado la experiencia de registro a principios de setiembre”, confirmaba la información un portavoz de Google a The Telegraph. “Los usuarios ahora pueden crear un perfil público durante el registro, o después, en caso que quieran publicar contenido por primera vez”.

De este modo, solo aquellos que quieran dar la opinión sobre un restaurante, puntuar las aplicaciones colgadas en Google Play o comentar un vídeo en YouTube deberán hacerse una cuenta en G+.

Desde 2012 Google creaba automáticamente un perfil en Google+ a todos los usuarios de su servicio de correo electrónico. Tanto esta medida como la obligación de contar con una cuenta en la red social para poder dejar comentarios en YouTube recibieron críticas por parte de los usuarios.

Google+, creada en 2011, cuenta con 540 millones de usuarios activos al mes. pero muy pocos visitan la página. Esta situación ha generado un debate sobre su supuesto éxito e, incluso, se ha ganado el calificativo de “ciudad fantasma” por algunos medios especializados.

Mientras las cifras sitúan a la plataforma del buscador como la segunda red social más popular en términos de usuarios registrados, únicamente un tercio de ellos participa activamente en ella, según el estudio de la empresa de análisis Global Web Index.

En la misma línea apuntaba el informe elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid a finales del año pasado (), según el cual, el aumento diario de nuevos perfiles registrados en la plataforma era 60 veces mayor que el incremento de ellos activos.

La política de integración de Google+ a todos los servicios del gigante de internet, que se llevó a cabo bajo las directrices de Vic Gundotra, responsable de la plataforma hasta el pasado mes de abril, se ha visto como una manera forzada de engrandar su audiencia con el objetivo de alcanzar a su principal rival, Facebook, que actualmente cuenta con 1.230 millones de usuarios activos al mes.

Sin embargo, desde la marcha de Gundotra, Google ha moderado sus políticas en torno a su red social. En la última actualización de Hangouts, su servicio de videoconferencia, permitía el uso a todos los clientes de Google Apps aunque estos no tuvieran una cuenta en G+.

Por otro lado, el buscador anunció a finales del mes pasado que dejaría de publicar el autor del contenido (y su correspondiente perfil de Google+) en los resultados de búsqueda.

El experimento, llamado ‘authorship’, aportaba visibilidad a blogueros y periodistas.

De hecho, durante un tiempo Google aseguraba que los artículos, cuyo autor tenía una cuenta en Google+, gozaban de mejor posicionamiento.
Otro indicio de este posible cambio de foco es que el gigante de internet está planeando separar su servicio de Google+ Photos del resto de la red social para que lo puedan usar personas que no estén registradas en la plataforma, informaba la agencia Bloomberg a principios de agosto.

Ahora es tu turno
Contacta con LaAnet, tenemos una solución para cada Empresa.
Ver trabajos realizados LaAnet contactar con hola@laanet.com o llamar al 937356902