En las reuniones periódicas con nuestros clientes cada vez son más los que muestran un especial interés en saber el significado de las gráficas y cifras que mostramos en las analíticas y el por qué establecemos, unas u otras estrategias.
Para que os sirva de una pequeña ayuda hemos realizado estos 2 artículos en los que os hablamos del porcentaje de rebote. Ya vereis como a veces el menos es más.

¿Qué es el porcentaje de rebote y cómo mejorarlo?

El porcentaje de rebote mide el número de visitantes que abandonan una página vista, tras un tiempo breve, normalmente entre 5 y 30 segundos. Es decir, indica el nivel de interés de una página de cara al usuario.

En este artículo veremos qué significa tener un porcentaje de rebote bajo, y qué significa cuando es alto.

¿Qué significa un BAJO porcentaje de rebote?

Un bajo porcentaje de rebote normalmente es positivo, y puede indicar que:

– Estamos ofreciendo un contenido organizado y acotado dentro de los márgenes que nuestros visitantes demandan.
– Qué recibimos tráfico de calidad. Si llegan visitas y se quedan más de 30 segundos y, además, visitan otras páginas, puede significar que no sólo interesa el artículo, el producto o la página donde aterrizan sino que quieren ver más.
– La usabilidad de nuestras páginas ayuda a la experiencia de usuario y retiene las visitas.
– El diseño también hace mucho por ayudar a la lectura, a la experiencia y, por tanto, a retener una visita.

Lo contrario a lo anterior

¿Qué significa un ALTO porcentaje de rebote?
Aunque no podemos convencer a todos los visitantes de que se queden, como habrás deducido, no es muy buen asunto que tu porcentaje de rebote suba del 75-80%.

Las razones probablemente sea por alguna de estas:

– Atraemos tráfico al que no le interesa lo que ofrecemos. Lógico, si las visitas que llegan no permanecen ni siquiera diez segundos es que han leído poco más allá del título. El contenido no les interesa, no han encontrado lo que buscaban.
– No estamos dejando claro de qué trata nuestro blog o nuestra página. Es decir, que para los visitantes es complicado saber de qué estamos hablando y ante la confusión no pierden más el tiempo… ¡clic!, y a otra cosa.
– La experiencia de página y/o la usabilidad no invitan a seguir en nuestra página. Como la vida misma, si las visitas se van pronto es que no les estamos atendiendo como se merecen.
– El posicionamiento de alguna de tus páginas no es correcto. Quizá esté bien posicionada en Google alguna página que no debería estarlo. Dirás “¡¡¿porque?!!” Sí, es posible que alguna página esté en buena posición en Google pero que no te convenga, porque justo te está canalizando tráfico que no tiene que ver con tu blog o con tu página por algún título o algunas palabras clave mal escogidas.

Piensa que de alguna forma al visitante ha llegado hasta aquí para encontrar algo que ahora no localiza,  y ante la decepción,  de nuevo ¡clic! y a otra cosa. Adiós!

 

En la segunda parte de este articulo explicaremos, como mejoraremos el porcentaje de rebote y  retenemos a nuestros usuarios.

 

Revisa las capturas que vienen a continuación, encontrarás la claves

 

 

Ahora es tu turno

¿Qué opinas?

¿Ves de tu interés este articulo?

Tu opinión para nosotros es lo más importante

En #LaAnet tenemos una solución para cada Empresa info@laanet.com
Creatividad, talento y seriedad. Confía en profesionales.

Suscríbete a nuestro blog para estar a la última en Internet