Cuando conseguimos un nuevo cliente, todo son alegrías. Una oportunidad de hacer algo nuevo, un nuevo contacto y, evidentemente, mayores ingresos.
Sin embargo, a veces esto se convierte en un pequeño quebradero de cabeza para un emprendedor: ¿Cuánto tardará en pagarme? ¿Llegará siquiera a pagarme? ¿Tendrá dinero para este proyecto? ¿O será de los que pide cosas antes de saber si puede pagarlas?
Este tipo de dudas se le metieron un día en la cabeza a Fernando Cabello-Astolfi y Carwyn Fletcher, dos emprendedores que decidieron unirse a otros socios y montar un negocio que tranquilizase estas cuestiones y pudiese ofrecer un plus de seguridad a todas aquellas personas que necesiten tener información de la persona que les va a deber dinero.
Informes sobre la solvencia de una persona
Fue así como nació Ibercheck, una plataforma que permite a cualquiera pedir información de solvencia sobre un persona. Ellos mismos nos lo cuentan: «Cuando un banco analiza si concede o no un crédito, una de las fuentes que consultan son los ficheros de cumplimiento de obligaciones dinerarias, conocidos popularmente como ficheros de solvencia o ficheros de morosos. Estos ficheros contienen información financiera personal sobre los impagos que puede haber tenido alguien en el pasado», unas circunstancias que afectan al 20% de la población activa española.
Así, desde Ibercheck se plantean «acceder a la misma información que usan los bancos en su toma de decisiones». No obstante, «esta información es personal y no puede (ni debe) circular libremente», de modo que, «para que el proceso pueda ser completado, la persona consultada debe autorizar previamente que sus datos sean mostrados a quien los quiere conocer».
Ibercheck lleva operativo desde junio de 2012, y, hasta ahora, han superado los 2.000 clientes y más de 5.000 informes emitidos.
150.000 euros de financiación
Además, la plataforma acaba de levantar una ronda de financiación de 150.000 euros, a la que se han unido ‘business angels’ como François Derbaix, Juan Leal o Ignacio Buenhombre.
Por el momento, las prioridades de negocio en los próximos meses pasan por mejorar los procesos y la medición de la conversión, mejorar el posicionamiento de la empresa y desarrollar el negocio a través de acuerdos con ‘partners’ que incrementen las fuentes de información o aumenten su capacidad de llegar a los clientes finales.
[Via Cotizalia]